Enero´21 - La música sigue sonando

Enjoy it while it lasts

Comentario general

Empezamos el año con las bolsas en subida libre desde noviembre, materializando así la recuperación en “V” más rápida de la historia, que deja el shock de marzo en un mal recuerdo. No ocurre lo mismo con el covid, cuyos efectos aún padecemos y cuyas consecuencias a medio y largo plazo aún no somos capaces de vislumbrar todavía. Posiblemente el futuro no sea tan negro como se dibujaba en abril, pero me temo que tampoco será del color de rosa que parece decirnos la bolsa hoy. Está por ver cómo llega la recuperación a muchos sectores que llevan meses sin ingresar, y cómo afecta el parón a la morosidad, el mercado laboral y el consumo.

 

2020 vale más que cualquier master de bolsa que pueda hacerse. Quien lo haya vivido invirtiendo ha aprendido mucho más que en todos los años previos, con independencia del resultado logrado. Es difícil que en 2021 vuelvan a darse las rentabilidades que hemos visto en muchas carteras de acciones relacionadas con software, trabajo en casa o e-commerce, pero si algo nos ha enseñado 2020 es que hacer predicciones a corto plazo no sirve de nada.

Visión de los mercados

Mi visión, particularmente conservadora como ya sabéis los que me seguís en Twitter, sigue siendo de cautela. El momento actual se sustenta en gran parte por unos tipos extremadamente bajos -que seguirán al menos un año- y por unas expectativas de crecimiento en muchas empresas verdaderamente meteóricas. Los tipos no pueden seguir bajos indefinidamente, igual que las inyecciones de dinero deberán cesar en algún momento. Pero de momento, la música sigue sonando y nos quedan aún horas de fiesta.

Posición de cartera

Mi visión, particularmente conservadora como ya sabéis los que me seguís en Twitter, sigue siendo de cautela. El momento actual se sustenta en gran parte por unos tipos extremadamente bajos -que seguirán al menos un año- y por unas expectativas de crecimiento en muchas empresas verdaderamente meteóricas. Los tipos no pueden seguir bajos indefinidamente, igual que las inyecciones de dinero deberán cesar en algún momento. Pero de momento, la música sigue sonando y nos quedan aún horas de fiesta.

Atentos a...

Mi visión, particularmente conservadora como ya sabéis los que me seguís en Twitter, sigue siendo de cautela. El momento actual se sustenta en gran parte por unos tipos extremadamente bajos -que seguirán al menos un año- y por unas expectativas de crecimiento en muchas empresas verdaderamente meteóricas. Los tipos no pueden seguir bajos indefinidamente, igual que las inyecciones de dinero deberán cesar en algún momento. Pero de momento, la música sigue sonando y nos quedan aún horas de fiesta.

©2019 by Aswath Silber. Proudly created with Wix.com